Os voy a contar una intimidad

Desde bien pequeña me gustaba mucho escribir y hablar. Pero según los adultos escribía mal y hablaba y preguntaba demasiado. Siendo adolescente soñaba con escribir algún día mi propio libro. En muchas ocasiones, mientras conducía largas distancias me imaginaba distintos guiones para un libro. Algo en mi interior me decía que algún día escribiría ese libro.

Siempre he escrito, pero sólo para mi. Llegué a creerme aquello de que “yo no valgo para esto” o “yo no sé escribir bien”. No obstante, mi voz interior no dejaba de hablarme en susurros expresándome su deseo de escribir, hablar, ayudar y comunicar. Finalmente, la escuché y le di voz.

¡Cómo pueden llegar a influenciar las palabras que hemos oído de niños y de adolescentes! Suerte que mi voz interior era más fuerte.

No fue hasta casi mis 40 años que me atreví a escribir para los demás. Después de haber tenido a nuestros 3 hijos, Ainara, Urtzi y Naikari, finalmente tenía algo que decir y sabía a quién quería decírselo…

Mi mensaje era “dar voz a los niños”. Yo había tenido tan poca voz siendo niña y adolescente. Necesité primero dar voz a mi niña interior herida, lastimada, asustada, sola y desesperada para poder empezar a ser la madre que cada uno de mis hijos necesitaba que yo fuera.

Hasta que no escuché, abracé, validé y comprendí esos gritos desesperados de la Yvonne niña, no pude empezar a darles a mis hijos lo que necesitaban de mi.

Entonces supe que mi misión en la vida, a partir de ese día, era compartir todo lo que yo había aprendido, comprendido, ordenado, sentido, sufrido, cambiado, transformado y sanado a lo largo de mi vida. Ser madre fue la oportunidad que la vida me regalaba para ser mejor persona. ¿Cómo podía guardarme todo ese conocimiento, ese saber y esa experiencia personal sólo para mi misma? El conocimiento es patrimonio de la humanidad.

Necesitamos devolver al mundo todo aquello que nos ha llegado. Mi pasión es comunicar. Actualmente, me dedico a escribir y hablar sobre los temas que más me apasionan: Crianza y Educación Consciente. Dar voz a los niños que fuimos y a los niños de nuestra vida es mi especialidad.

El pasado 23 de abril fue Sant Jordi. Un día muy especial en Cataluña, España. Se celebra el día de la rosa y del libro. Os comparto estos momentos mágicos para mi. Presentando mi libro en Salou, Tarragona el sábado 22 de abril, en un encuentro super íntimo y muy acogedor. También estuve firmando ejemplares de mi libro: DAR VOZ AL NIÑO en la librería más prestigiosa de mi ciudad. Y pude regalarle un ejemplar al alcalde de Lleida.

Hace años paseando por delante de esta librería les dije a mis tres hijos, que entonces era muy pequeños, “un día el libro de mamá estará en este aparador”.

Gracias vida, gracias universo, gracias Dios!!!!!!!!

Nunca dejes de escuchar tu voz interior. Si no la oyes debes escuchar más atentamente. Cuando la oigas síguela y te llevará allí dónde siempre debiste estar.

¿Te apetece leer la introducción de mi libro? Aquí la tienes: Dar Voz al Niño

Yvonne Laborda
Terapeuta Humanista-Holística

Escritora y conferencista motivacional
Crianza Consciente
Educación Emocional
Unschooling: (aprendizaje autónomo)
Ex-profesora de inglés

Si te ha gustado, ¡comparte! A tus amigos también puede interesarles
Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Al seguir navegando estás aceptando nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies