Sanar la Herida Primaria (SHP) para llegar a ser la madre o padre que tus hijos necesitan.