¿Qué son los materiales desestructurados y abiertos?
Yo los definiría simplemente diciendo que es cualquier material/cosa a la que se le pueda dar un sin fin de utilidades. No sirven para algo en concreto si no para lo que uno quiera en ese preciso momento. Según la imaginación, edad, interés, necesidad… de cada niño. También añadiría que si son de materiales nobles mejor que mejor. Nuestros hijos utilizan y juegan con todo tipo de materiales desestructurados y/o abiertos: desde piedras, palitos, arena, agua, cañas, ramas, troncos, cuerdas, hojas… pasando por cascaras de nueces, semillas, legumbres… hasta llegar a bricks, cajas, botellas, restos de maderas, legos, Kapla… Vamos de todo lo que pillan.
¿Por qué es importante que tengan acceso a este tipo de materiales?
Personalmente, pienso que el motivo principal es la libertad que les da a la hora de decidir cómo jugar y a qué jugar. Hay juguetes que no dejan al niño imaginar, inventar, decidir… cómo jugar. Pongamos por ejemplo una muñeca de estas que lloran cuando les quitas el chupete. El niño/a no puede decidir cuando el bebe esta o no triste. Debe llevar el chupete siempre en la boca de lo contrario llorara. Además pienso que el mensaje que da es muy triste, ¿no?. El bebe no se consuela con la teta, un beso, un abrazo… sino que necesita el chupete y no a su mamá. Otro ejemplo podría ser el de jugar con muñecos de personajes de la tele o de películas. El niño usualmente esta condicionado a representar en el juego lo que ya ha visto u oído y su imaginación no es usada de la misma forma.
En resumen, cuanto menos diga y haga un juguete mejor que mejor. No se trata de entretener al niño para que no moleste apretando botones y oyendo ruiditos de esos aparatitos de plástico con pilas sino de que jueguen con todo su potencial, ¿verdad?. Ahora están de moda todos esos juguetes anunciados por televisión que dicen estimular al niño (no son más que “buenas” campañas de marqueting de las cuales muchos adultos pican). Lo único que hacen es volverlo pasivo mirando lo que el juguete hace y no jugando con el. O lo que es peor excitarle e irritarle con tantas luces y ruidos. Hoy en día parece que se busca más entretener al niño en vez de darle materiales de calidad para su buen y correcto desarrollo. Con ese tipo de juguetes lo que se consigue es que muchos niños ya no saben jugar si no son con esos “chismes” que les dirigen el juego. Muchos pierden mucha de su imaginación o creatividad por no usarla. Les cuesta jugar, pierden la capacidad de jugar, se aburren muy a menudo y necesitan ser distraídos con la tele, los vídeo juegos y las “maquinitas”. Casi todos los materiales desestructurados son gratuitos o de bajo coste con excepción de los “legos”. Pero también se pueden comprar de segunda mano o encontrarlos en mercados de intercambio.
No sólo los materiales desestructurados son necesarios si no también todo tipo de juego simbólico y libre.
Aquí os quiero copiar parte de estos artículos que en su día imprimí y que ya no encuentro en la red. Me sabe mal no poder poner el enlace, es que son muy buenos. Y tampoco puedo ahora copiarlos enteros. Son muchos. Os pondré lo más relevante.
“¿Qué factores imposibilitan o afectan el juego de los niños?” Escrito por Claudia Díaz.
“Los juegos demasiados realistas o estructurados, es decir, aquellos que le indican al niño como tiene que jugar. Por ejemplo, un superhéroe sacado de una serie de dibujos animados. El niño se limitará a copiar lo que el muñeco haga en la pantalla y con el tiempo, se convertirá cada vez más dependiente de los juguetes que le muestren cómo jugar y le resultará complicado poder crear su propio juego o usar materiales con fines abiertos.
Cuanto más sofisticado es un juguete, más limita al niño a jugar y le convierte en operador o peor aun, en observador de una maquina sobre la cual no puede cambiar absolutamente nada.”
“La involución del juego”. Escrito por Claudia Díaz.
“… Paralelamente a como viven esas muy pocas comunidades, estamos los integrantes del mundo occidental, que en lo que se refiere al papel del juego y como en muchas otras facetas trascendentales para el desarrollo de los niños, hemos involucionado. La sociedad que hemos construido, aleja a los infantes de experiencias y entornos adecuados para su desarrollo y les hace sedentarios. En nuestra sociedad, es aceptable y habitual que un niño pequeño permanezca sentado y atado en sillas de auto, hamaquitas, cochecitos de paseo, tronas para comer, sin contar los ratos que deben permanecer sentados en una silla en la guardería o colegio.
El tiempo para jugar, experimentar y explorar con elementos naturales queda reducido, en el mejor de los casos, a unas cuantas horas a la semana cuando los padres deciden salir a hacer alguna excursión al campo.
Conforme los niños crecen, los artículos van sofisticándose cada vez más hasta llegar al rey del sedentarismo y la enajenación; las vídeoconsolas y los juegos de ordenador, cuyo uso es absolutamente descontrolado.
En nuestra sociedad, los niños se inician en el manejo del ordenador !a los 3 años!, edad en la que el máximo interés de una criatura está en jugar, moverse, explorar y conocer el mundo que le rodea.
Y es entonces cuando veo que la sociedad reconoce que los niños de ahora no juegan como los de antes, pero lo que falta, es aceptar que somos los adultos quienes estamos limitando y restando importancia al juego. ¿Por qué nos dejamos llevar por el consumismo? ¿como es que compramos juguetes y más juguetes de plástico con pitidos agobiantes para luego acumularlos en enormes cajas que nuestros hijos no abren nunca? ¿por qué nos obsesionamos en que los niños tienen que ir en bicicleta cuando ni siquiera son capaces aun de caminar con seguridad?
No nos engañemos, los niños de ahora, no tienen necesidades diferentes a las que tuvimos nosotros cuando tuvimos su edad. Lo que ha cambiado es la sociedad y los padres, aunque también seamos víctimas de jornadas interminables de trabajo y una política social y familiar penosa, somos también responsables de criar niños sanos y felices y para eso, tenemos que dejar de ver a los críos como esponjas capaces de aprender cientos de habilidades y debemos poner a su alcance el espacio y los materiales para que, por ellos mismos, aunque sea durante un ratito cada día, puedan llevar a cabo la actividad más seria y trascendental de su etapa infantil, jugar.”
“El juego infantil.” Escrito por Natalia Calderón Astorga.
“Básicamente el juego es cualquier actividad que aprendamos por puro placer (como me gusta esta definición del juego-comentario mio), sin ninguna preocupación por el resultado final. En el caso de los niños y niñas, adquiere una vital importancia ya que mediante el juego crecen física, espiritual e intelectualmente.
No todos los juegos tienen el mismo valor, el nivel de crecimiento que promueven depende de qué y cómo juegan los niños. Obtendrán un mayor beneficio del juego en la medida que ellos aporten al mismo su propia creatividad: imaginación, capacidades, experiencias y necesidades, como guionistas, actores, productores y directores.”
NOTA: Si alguna/o de vosotros tenéis estos artículos (son unos 8/9) guardados en el ordenador, me los podrías pasar por favor. Yo los encontré hace como 4/5 años en jugarijugar pero ya no están allí. Gracias de antemano.
MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL JUEGO.
En este precioso video podemos ver lo que se puede llegar a hacer con una simple caja de cartón.
Aquí os dejo el blog de esta mamá defensora del juego libre y al aire libre. Es genial.
Esta madre también es fundadora de “Let’s go outside”. Va sobre una generación y una nueva forma de criar niños saludables simplemente cambiando la forma en que pasan su tiempo libre y de juego.
Un artículo interesante de Miguel Godos sobre el juego y la felicidad.

Si te ha gustado, ¡comparte! A tus amigos también puede interesarles

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Yvonne Laborda
Terapeuta Humanista-Holística

Escritora y conferencista motivacional
Crianza Consciente
Educación Emocional
Unschooling: (aprendizaje autónomo)
Ex-profesora de inglés

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Al seguir navegando estás aceptando nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies