La Terapia Gestalt es un enfoque perteneciente a la psicología humanista. Se caracteriza por no estar hecha exclusivamente para tratar síntomas o enfermedades, sino para desarrollar el potencial humano. La Terapia Gestalt es una excelente herramienta en cualquier proceso de búsqueda y conocimiento personal. En este otro artículo ya expliqué el por qué y para qué hacer terapia.

La Gestalt se basa en cómo podemos vivir el presente de forma más plena, encontrando esa paz interna que todos anhelamos, para así poder sanar y cerrar aquellas situaciones de nuestro pasado que de alguna manera aún están “presentes” en nuestra vida y, al mismo tiempo, producir cambios en nuestro presente, nuestro aquí y ahora, para mejorar nuestro futuro.

Muchas de nuestras reacciones emocionales, disgustos, depresiones y enfados que experimentamos en el presente son debidos a conexiones inconscientes que hacemos con sucesos de nuestro pasado: carencias emocionales, necesidades no satisfechas, malos tratos, abusos, abandonos, gritos, castigos, amenazas… El cuerpo recuerda lo que sintió cuando éramos niños aunque nosotros ahora lo hayamos olvidado. Se le podría llamar la memoria corporal o genética… Por tanto, cuando en el presente tenemos experiencias similares volvemos a sentir lo que nuestro niño interior sintió entonces y es cuando nos saltan esos automáticos. Reaccionamos a esa emoción reprimida de cuando éramos niños. Entonces no pudimos expresarla por tanto ahora nos sale en forma descontrolada al volver a conectar con ella aunque no seamos conscientes de ello. Esas situaciones pasadas necesitan ser trabajadas, entendidas, comprendidas, habladas, superadas e incluso perdonadas… para que dejen de intervenir e interferir en nuestro presente.

Muchas de las experiencias vividas en un pasado siguen afectándonos consciente o inconscientemente de un modo u otro. Al darnos cuenta de esto con la ayuda del terapeuta es cuándo podremos empezar a cambiar aquello que no nos deja llegar a esa paz interna que todo ser humano necesita tener para poder llevar una vida plena, sana y en armonía con su verdadera esencia.

Principios básicos de la Terapia Gestalt.

  • Autorregulación Organísmica: El organismo sabe traer a la superficie, bien directa o bien indirectamente por síntomas (enfermedad, ansiedad, depresión, estrés…), la necesidad pendiente de satisfacción. Si dejamos libre al organismo, éste sacará a la luz aquella situación del pasado que aún esté pendiente de cerrarse. Dicho de otro modo, aquello que aún nos impide ser auténticos y nosotros mismos. Hay veces que no sabemos el por qué seguimos haciendo siempre lo mismo y no somos capaces de cambiar ciertas creencias, actitudes o conductas. En terapia lo que hacemos es detectar y resolver en el presente las “situaciones inacabadas” en la vida del consultante. En estas situaciones no trabajadas, no superadas ni entendidas es donde radica el mal estar actual o los comportamientos no deseados.
  • Holismo o Totalidad: En Gestalt se tiene presente la totalidad del ser: Corporal: formada por los instintos, las sensaciones corporales, los sentidos, la sexualidad, el cuerpo, el contacto físico, la respiración, el movimiento… Emocional: formada por todas nuestras emociones y sentimientos: alegría, amor, rabia, tristeza, miedo… Es muy importante ver cómo vivimos cada una de ellas, ¿nos las permitimos sentir? O por el contrario prohibimos algunas ya que aprendimos a reprimirlas. Mental: formada por la razón, por lo intelectual, nuestros pensamientos, creencias, valores, prejuicios… Muchas veces tenemos la tendencia a intelectualizar y racionalizar nuestras experiencias, las justificamos y/o  explicamos. Hay veces que nos cuesta dejarnos simplemente sentir aquello que sentimos. La Gestalt trabaja para ayudar al consultante a darse cuenta de esto. Espiritual: formada por aquellas creencias y valores más preciados de nosotros mismos. Saber que somos uno con todo. Solemos hacernos preguntas existenciales: ¿quién soy yo realmente? ¿cómo vivo y entiendo la vida? ¿cuál es mi función en esta vida? ¿dónde está mi guía interior?
  • Toma de conciencia o “Darse cuenta”: Tomar conciencia de algo es estar en contacto con lo que pienso, siento y percibo, con lo que surge en cada momento de mi experiencia sin juzgarlo ni criticarlo. En Gestalt no interpretamos, no juzgamos, no criticamos, no aconsejamos… Simplemente ayudamos al consultante a que se dé cuenta por el mismo, con la ayuda de preguntas, ejercicios, música, arte, baile…, de qué es lo que le ocurre y cómo se siente. Una vez nos hemos dado cuenta de algo y lo hacemos consciente podremos empezar a trabajarlo, entenderlo, comprenderlo, perdonarlo… Y también empezar a cambiar aquello que queremos dejar de hacer o decir o percibir. No siempre es necesario saber la causa de todo lo que nos ocurre. Aunque hay veces que ayuda mucho, la Gestalt trabaja más en el presente que en el pasado o futuro. El pasado no se puede cambiar, el futuro todavía no existe, por tanto lo único que nos queda es el presente.
  • Aquí y Ahora: Nada existe excepto el aquí y ahora. Si queremos o necesitamos cambiar algo en nuestra vida o ver de otra manera lo que ahora nos sucede, sólo tenemos este mismo instante en donde poder hacer algo. El pasado ya no es y el futuro aún no es. Nuestro pasado, puede y a veces, tiene un gran peso sobre quien somos ahora y cómo reaccionamos a lo que nos sucede ahora. No obstante, siempre podemos responsabilizarnos, en el aquí y ahora, de todo aquello que nos ocurrió. No es más importante lo que nos pasó o lo que nos hicieron cómo el qué hago yo AHORA con todo eso que me ocurrió y me pasó y me hicieron. Con la ayuda de un buen terapeuta podemos llegar a ver esas situaciones, no cerradas de nuestro pasado, de otra manera. Cuando cambiamos nuestra forma de ver, creer y percibir toda nuestra vida empieza a cambiar, también.

Contacta conmigo, aquí estoy para lo que necesites. Mientras tanto te mando un abrazo.

Yvonne Laborda
Terapeuta Humanista-Holística

Escritora y conferencista motivacional
Crianza Consciente
Educación Emocional
Unschooling: (aprendizaje autónomo)
Ex-profesora de inglés

Si te ha gustado, ¡comparte! A tus amigos también puede interesarles
Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Al seguir navegando estás aceptando nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies