MI EBOOK

CONSIGUE 

10 Pasos para Sanar la Herida Primaria

(SHP)

GRATIS

 

Si lo que alguien hace o dice nos molesta, nos ofende o nos genera algún tipo de malestar es por la forma en que lo estamos viendo, sintiendo, interpretando y juzgando. Me explico, cuando alguien nos juzga o hace algo muy diferente a como nosotros lo haríamos, por ejemplo: la forma de educar y criar a nuestros hijos, nuestra dieta o estilo de vida… Podemos elegir enfadarnos, defendernos, justificarnos, criticarle y juzgarle.
.
Algunas personas necesitamos dar mil explicaciones. Recuerda que cuanto más nos defendemos ante los demás más poder les damos para que sigan juzgando o criticando aquello que nos diferencia. No obstante, también podemos elegir ver su miedo, su incoherencia, su resistencia a lo desconocido, su sentimiento de confusión o culpa, su falta de información, su ignorancia en depende qué temas, e incluso sus vivencias pasadas traumáticas… Nos podríamos incluso preguntar qué habrá vivido esa persona para llegar a pensar y sentir de este modo. ¿Qué le habrá llevado a tomar esta decisión y no otra?
.
Cómo elijamos ver esa situación y a esa persona, hará un GRAN efecto en nosotros. Su actitud probablemente es un grito desesperado de: AMOR, RECONOCIMIENTO Y UNA GRAN NECESIDAD DE SENTIRSE VALIOSA, IMPORTANTE Y MERECEDORA.
.
Todo ser humano necesita sentirse seguro y protegido. No obstante, algunas personas al no habernos sentido de este modo siendo niños, de adultos estamos en un estado de alerta constante, estamos en defensa y en ataque permanentemente en busca de satisfacer esas necesidad tan legítimas.
.
A muchas personas nos cuesta aceptar un punto de vista diferente al nuestro. Nos cuesta respetar opciones y decisiones de vida que nosotros jamás tomaríamos. Pensamos en polar: esto o lo otro. No hay lugar para las dos opciones en nuestra mente en ocasiones, ni en nuestro sentir. Si aceptamos o respetamos lo «suyo» (lo diferente) es que lo «nuestro» está mal o equivocado. No se trata de tu o yo, de lo tuyo o lo mío, de mi forma o la tuya…
.
Simplemente se trata de «lo tuyo y lo mío» (de lo uno y de lo otro). Cada persona es complemente única y diferente a todas las demás. Ni mejor ni peor ser humano. Lo que nos diferencia son las decisiones que vamos tomando a lo largo de nuestra vida. Esas decisiones están condicionas por muchos aspectos y vivencias de nuestra vida. Podemos decidir pedir o dar, podemos decidir ir o no ir, podemos comer esto o comer lo otro, podemos hacer y deshacer cosas, hábitos, rutinas… cada día de nuestra vida tomamos decisiones seamos o no consciente de ello. Incluso cuando no tomamos una decisión, es en sí misma una decisión: Hacer lo que otro ha dicho o lo que llevamos haciendo siempre por simple inercia. ¿Verdad?
.
Yo te pregunto: 
.
¿Qué hace que vivas dónde vives?
¿Por qué comes lo que comes?
¿Cómo educas y crías a tus hijos?
¿Por qué estás con tu pareja?
¿Por qué sigues haciendo esto o lo otro?
¿Te gusta tu trabajo?
¿Te gusta tu vida?
¿Te gusta tu cuerpo?
¿Te gusta cómo ves y piensas sobre la vida?
.
TE DAS CUENTA DE QUE PODRÍAS AHORA MISMO TOMAR UNA DECISIÓN Y DEJAR DE HACER ALGO QUE LLEVAS AÑOS HACIENDO O QUE PODRÍAS EMPEZAR A HACER ALGO QUE NUNCA ANTES HICISTE. 
.
¿De qué o de quién depende que algo en tu vida cambie un poco o mucho justamente AHORA? Solo depende de ti, ¿verdad?
.
Volviendo al tema de sentir malestar cada vez que alguien «amenaza» nuestra forma de ver, pensar o sentir la vida. Hace años me era muy difícil mantener mi paz interior si alguien me juzgaba, me criticaba o simplemente pensaba muy distinto a mi. Hoy sé que NADA ni NADIE, puede robarme mi PAZ interior ya que elijo estar en PAZ la mayor parte del tiempo. No siempre lo logro, pero estoy en ello cada día de mi vida y ¿Sabes qué me digo cada vez que alguien o algo perturba esa PAZ?. Mejor dicho, cada vez que YO PERMITO ALTERARME, DEFENDERME y ALEJARME de mi PAZ, de mi CENTRO, de mi SER…
.
Pienso que es una magnifica oportunidad para seguir trabajando en ello. No sabes lo bien y «orgullosa» de mi misma que me siento cuando, por ejemplo, mi pareja hace algo que no está alineado con mi forma de ser, de ver o de sentir y puedo sostenerlo, gestionarlo, hablarlo, dejármelo sentir y aceptarlo y pasar a otra cosa… Me siento aún más en PAZ que antes por ver que es VERDAD que puedo elegir la PAZ y no necesitar tener la razón.
.
Cuando hablo sobre esto con mi pareja, él me dice que le cuesta mucho no enfadarse cuando… bla, bla, bla… Yo le entiendo al 100% ya que yo podría estar enfadándome casi cada día por algo que veo en la calle, por algo que él hace o no hace, por algo que alguno de mis hijos hace diferente de cómo a mi me gustaría. No obstante, ya hace unos años que tomé una importante decisión:
.
Prefiero y elijo tener PAZ antes de tener la razón. 
.
Cada día de mi vida me recuerdo a mi misma:
.
💟 Existe otra manera de ver esto.
💟 Todos vemos y sentimos distinto y está perfecto así.
💟 Soy libre de elegir cómo deseo ver esto ahora.
💟 Soy libre de elegir cómo deseo sentirme ahora mismo.
💟 La causa de mi malestar está en mis pensamientos.
💟 Puedo cambiar de pensamiento ahora mismo.
💟 Nada ni nadie puede herirme sin mi consentimiento.
.
El mundo, las cosas, los niños, los adultos, los políticos, nuestra vecina, la sociedad, nuestra suegra… en realidad no son cómo pensamos que son. El mundo es lo que decidimos ver. Podemos ver el mal, o la gran necesidad de amor que hay. 
.
EL MIEDO Y LA VIOLENCIA NO SON MÁS QUE AUSENCIA DE AMOR.
.
¿Cómo te sentirías si cada vez que ves «el mal» pensarás en la falta de amor de esa persona? ¿De qué te viene ganas? ¿De juzgarle, criticarle y machacarle, o de ayudarle, escucharle, abrazarle y amarle?.
.
Si cada uno de nosotros eligiera estar en PAZ consigo mismo y sentir ese AMOR en nuestro interior, ya nada podría perturbarnos. ¿No crees? Lo veríamos de otro modo, sería inevitable verlo de otro modo. Recuerda que es nuestra expectativa de lo que debería ser lo que nos hace sentir mal, y no lo que el otro hace o dice.
.
Podemos abandonar esa forma de ver el mundo y las personas. No digo que esté bien lo que algunas personas hacen. Por supuesto que hay actos «feos», muy feos. Me refiero a cómo yo permito que perturben mi PAZ. Si me dejo llevar por ese malestar puede que yo también acabe haciendo algo también muy «feo». 
.
Cuando nos sentimos mal es cuando actuamos mal, cuando nos sentimos bien es cuando actuamos bien. 
.
Solo la PAZ y el AMOR podrá ayudar a otra persona a ser más pacifica y amorosa. Te invito a dejar de luchar por la PAZ, te invito a ser la PAZ, y a compartir la PAZ… También te invito a dar AMOR, compartir AMOR y sentir AMOR. 

MI EBOOK

CONSIGUE 

10 Pasos para Sanar la Herida Primaria

(SHP)

GRATIS

Si te ha gustado, ¡comparte! A tus amigos también puede interesarles
Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Al seguir navegando estás aceptando nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies