MI EBOOK

CONSIGUE 

10 Pasos para Sanar la Herida Primaria

(SHP)

GRATIS

 

El rol biológico del hombre.

 

Según el diseño humano, el rol principal del hombre en la maternidad es sostener y proteger a la madre para que ella, a su vez, pueda nutrir y sostener al bebé.

 

El mejor regalo que un padre les puede hacer a sus hijos es amar y sostener a la madre de sus hijos. Y el mejor regalo para su mujer es no demandarle lo que ella tiene para dar a sus hijos.

 

Sólo un hombre maduro emocionalmente podrá ejercer su rol biológico. Si su padre no pudo sostener a su propia madre para que ella, a su vez, pudiera darle al hijo, este padre estará necesitado también.

 

Esta ley biológica nos puede parecer una visión feminista o machista, no obstante, en toda la especie mamífera lo podemos comprobar.
La madre necesita ser sostenida y sentirse segura para poder maternar más y mejor a sus hijos. Ya sabemos que la primera etapa infantil es fusional y esa fusión biológica es entre el bebé y la madre solamente. Más adelante podrá haber conexión emocional con papá y demás personas. 

 

Lo que la madre necesita es mucha intimidad emocional:

 

• Cercanía
• Presencia
• Masajes
• Cuidado
• Ternura
• Palabras
• Escucha
• Protección
• Mirada
• Entendimiento
• Complicidad
• Ternura
• Ayuda
• Caricias
• Abrazos
• Besos

 

No solemos pedir caricias porque el varón entiendo e interpreta sexo. La intimidad emocional no es sexo, sino mirada, complicidad y ternura.

 

Algunos maridos pueden sentirse desplazados, solos y abandonados, emocionalmente hablando, con la llegada de los hijos. Muchas mujeres nos refugiamos en la maternidad olvidando las necesidades afectivas de nuestras parejas.

 

Desde la pareja consciente podremos empezar a relacionarnos desde otro lugar más tierno. Podemos hablar, acariciarnos, preguntarnos, interesarnos por el otro… Si el hombre obtiene mirada, escucha y presencia… no necesitará ni reclamará tanto el contacto corporal ni sexual. Él también necesita pertenecer y obtener nuestra mirada. 

 

Recordemos que nos atraemos desde lo físico. Nos gustamos desde lo psicológico y nos enamoramos desde lo espiritual.

 

NOTA: En la pareja consciente es donde mejor podemos empezar a Sanar nuestra Herida Primaria. Si somos conscientes de nuestra inmadurez emocional y de la falta de intercambio afectivo, podremos empezar a tomar responsabilidad y hacer algo por y para el otro.
Extracto del módulo 6 (la pareja consciente) de mi curso online Sanar la Herida Primaria (SHP):

 

 

¿Cómo es la relación con tu pareja desde la llegada de los hijos? 

 

GRATIS

MI EBOOK

CONSIGUE 

Los 7 Principios de la Crianza Consciente

Si te ha gustado, ¡comparte! A tus amigos también puede interesarles
Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Al seguir navegando estás aceptando nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies