Por Yvonne Laborda.
Autora del libro: DAR VOZ AL NIÑO.

 

Los niños saben que los adultos dedicamos nuestro tiempo y nuestra atención a aquello que para nosotros es realmente importante.

Para que nuestro hijo pueda llegar a SER quien vino a SER primero necesita nutrirse de nuestra presencia (llenarse de mamá) y luego de todo lo demás… Ya sabemos que los niños no piden mamá (atención-mirada) por elección, sino por biología. 

Nuestros hijos se sienten importantes, seguros y merecedores de nuestro amor cuando les dedicamos tiempo de calidad.

En ocasiones estar presente con nuestros hijos nos puede llegar a doler. Es entonces cuando necesitaremos “huir” y estar en el hacer para dejar de sentir ese ahogo: solemos cocinar, limpiar, leer, comer, hablar por teléfono o usar las redes, hablar con la pareja, tender ropa o ir de compras… 

¿Cuanto tiempo puedes estar por y para tu hijo/a sin móvil, sin hacer recados, sin hacer nada más que estar en el aquí y el ahora con él/ella? Una hora, media hora? 15 minutos?

Te invito a dedicarle simplemente 15 minutos diarios a cada uno de tus hijos y verás lo bien que te sientes después y la conexión emocional que crearás entre tu hijo y tu… 

Si necesitas ayuda para poder estar más y mejor con tus hijos y comprenderlos desde su vivencia infantil. Si deseas conectar más y mejor con tu hijo desde el corazón y no tanto desde tu mente, para mi será un placer poder compartir contigo desde mi formación en CRIANZA CONSCIENTE Y EDUCACIÓN EMOCIONAL (CCEE).

Infórmate aquí

 

 

Yvonne Laborda
Terapeuta Humanista-Holística
Escritora y conferencista motivacional
Crianza Consciente
Educación Emocional
Unschooling: (aprendizaje autónomo)
Ex-profesora de inglés
 
Si te ha gustado, ¡comparte! A tus amigos también puede interesarles
Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Al seguir navegando estás aceptando nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies