Por Yvonne Laborda.
Autora del libro: DAR VOZ AL NIÑO.

 

MENSAJE PARA TODAS LAS MADRES QUE HEMOS TENIDO MADRES ABUSIVAS, VIOLENTAS, AUSENTES Y NO NOS HEMOS SENTIDO AMADAS POR ELLAS… 

Comparto este testimonio que me ha hecho llorar como una niña:

“Siempre honraré a mi madre por haberme dado la vida: SIEMPRE… Y siempre la amaré en silencio… Pero jamás la podré perdonar. Lo que mi madre me hizo y me dijo me ha destrozado la vida… No lo supe hasta ser yo madre, no podía amar a mis hijos… Gracias Yvonne, por haberme dado el permiso de aceptar mi verdad, gracias Yvonne por dejarme odiar a mi madre, odio lo que me hizo, odio lo que me dijo y odio no haber sido amada por ella. Yvonne, gracias por compartir tu historia con tu madre conmigo. Hoy sé que SÍ podemos llegar a SER madres amorosas a pesar de haber tenido una madre abusiva y violenta. Tu eres un vivo ejemplo de ello. Yvonne, sí se puede y yo gracias a ti estoy empezando a poder… GRACIAS, GRACIAS… La tribu, las sesiones individuales y ahora con tu curso de SHP me han devuelta la vida. Te debo la vida Yvonne…”   

NOTA: He pedido permiso para compartir este testimonio anonimamente y he tomado una firme decisión después de este y tantos otros testimonios que recibo: Voy a preparar material para crear un curso online SOLO sobre: LA MADRE,  especialmente diseñado para las que hemos tenido madres abusivas, violentas y que no han podido amar… Es hora de DAR VOZ a las madres que fueron hijas de madres abusivas… Yo tuve una madre así y SOY testigo de que se puede sanar y llegar a DAR lo que no se tuvo… No suelo hablar mucho publicamente de mi madre (en el módulo 7 de SHP sí lo hago), ni de mi infancia (por respeto a mis padres y mi hermana) pero en este curso lo haré y lo daré TODO… Ha llegado el momento… Ya son tantas las madres que me llegan. No es casual, lo sé… 

Socialmente no está permitido decir la verdad sobre nuestras madres. Hay madres amorosas, dulces, tiernas, entregadas, presentes, cariñosas, pacientes…
Pero, desafortunadamente también hay madres, abusivas, violentas, agresivas, que humillan, critican, amenazan, chantajean y que odian a sus hijos-hijas… Esto también es verdad para algunas de nosotras, yo vengo de allí… 

Os puede parecer cruel que diga esto sobre alguna mamá, pero no es cruel, es simplemente la verdad. Las madres que hemos tenido madres abusivas, hostiles y violentas sabemos lo solas y desesperadas que nos hemos sentido durante MUCHO tiempo y no poder dar voz a esa vivencia duele en el ALMA. 

Son ya muchas las madres con las que he trabajado que vienen de ese lugar (infierno) y no pueden decir en VOZ ALTA que sus madres no las quisieron, que abusaban emocionalmente, físicamente e incluso sexualmente de ellas, que las maltrataban y que sienten rabia, furia e incluso odio hace su madre. Se nos dice que a una madre hay que amarla y respetar… Que nos ha dado la vida… 

Sé que muchas os puede abrumar lo que os cuento ya que no habéis tenido mamas tan abusivas ni violentas… Lo sé y me alegra mucho saberlo pero hay muchas que sí las habéis tenido y yo también… 

Gracias por estar y gracias por vuestro compromiso por querer llegar a SER aún mejor madre para vuestros hijos e hijas… SER madre me salvó la vida, y DAR lo que no tuve me sanó, ya lo sabéis, y por eso prometí compartirlo… 

Uff… qué intenso lo que acabo de compartir, tengo dudas en si enviarlo o no… He dejado este mensaje a medias varias horas y ahora le voy a dar al botón de enviar. 

Os quiero mucho bonitas.

 

 

Yvonne Laborda
Terapeuta Humanista-Holística
Escritora y conferencista motivacional
Crianza Consciente
Educación Emocional
Unschooling: (aprendizaje autónomo)
Ex-profesora de inglés
 
Si te ha gustado, ¡comparte! A tus amigos también puede interesarles
Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Al seguir navegando estás aceptando nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies