No necesitas el permiso de nadie para AMAR a tus hijos según el rol biológico…

 

ÁMALOS, mímalos, respétalos, escúchalos… TODO lo que puedas y más… ¿A quién le puede hacer daño el AMOR?

 

Te invito (durante una semana) a cuestionarte cada actitud que tengas con tus hijos.

 

❤️ Cuando sientas necesidad de limitarles te propongo que les expliques y les informes.

 

❤️ Cuando sientas la necesidad de controlarles te preguntes si no sería mejor expresarles qué te pasa a ti y qué necesitas tu de ellos.

 

❤️ Cuando sientas la necesidad de amenazar o castigar o gritar… pregúntate: ¿Esto que voy a hacer ahora mejorará nuestro vínculo afectivo o nos desconectará?

 

❤️ Cuando sientas la necesidad de quitarle la tablet a tu hijo… piensa en todas las opciones que puedes ofrecerle: Jugar con él a un juego de mesa, llevarle al parque, llamar a un amigo suyo, sentarte a su lado y compartir con él lo que le interesa tanto, cocinar su cena favorita juntos, leerle un cuento largo por capítulos, hacer una manualidad juntos, salir en bici juntos…

 

¿Cuándo fue la última vez que pasaste 1 hora a solas con tu hijo simplemente estando con él, sin teléfono, ni tareas de la casa, simplemente por y para él?

 

Si te cuesta recordarlo, corre!!!!!!!!!!!!! Deja de leerme y ves con tu hijo ahora mismo.

 

Tu y yo podemos seguir luego.

 

Si te ha gustado, puedes compartirlo en tus redes.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Consigue GRATIS mi ebook

Los 7 Principios de la Crianza Consciente

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Al seguir navegando estás aceptando nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies
ebook-10-pasos-SHP(paraPOPUP)

Consigue GRATIS mi ebook

10 Pasos para Sanar la Herida Primaria (SHP) de tu niña interior