Por Yvonne Laborda.
Autora del libro: DAR VOZ AL NIÑO.

 

Somos muchas las madres que estamos viviendo los estragos de una infancia y adolescencia de soledad, desamparo, violencia y falta de amor… Podemos cortar esta cadena hoy, ahora… 

Hace un par de semanas fui de excursión con una maravillosa madre y sus hijas. Nos pasamos medio camino hablando sobre crianza y como nuestras propias historias personales (vivencias infantiles y juveniles) nos pueden llegar a marcar y afectar tanto que desde allí tomaremos decisiones y elecciones muy diferentes para poder cambiar-transformar y sanar NUESTRA vida y también todo el linaje familiar… 

Esta mamá me comentaba que ella no sabía muy bien que era “eso” que tanto quería o deseaba pero SÍ tenía muy claro lo que NO quería hacer o repetir… 

Esta reflexión estuvo dentro de mi unas horas (mientras preparaba la comida no dejaba de pensar en ello) y la verdad es que a mi me pasó exactamente igual que a ella al ser madre. Tenía muy presente lo que NO quería perpetuar… Yo tenía muy claro que no podía permitir que mis hijos, ni ningún otro niño tuviera que pasar por lo que yo y mi hermana tuvimos que pasar… Para ello es vital que los padres tomemos conciencia de nuestra propia experiencia infantil… 

Si no conectamos con nuestro sentir primero, no podremos conectar con el sentir de nuestros hijos… 

La verdad es que si yo hubiese tenido la madre y padre que necesitaba hoy no estaría aquí criando y educando a mis 3 hijos del modo que lo hacemos, ni tendría en mi interior esta llamada que me impulsa a compartir mi sentir, mi experiencia, mi propio proceso de superación personal y toda mi experiencia profesional. 

Yo tuve que pasar por experiencias y vivencias muy hostiles, difíciles, duras, dolorosas, penosas y sobre todo tuve que vivirlo y superarlo en SOLEDAD… Todo este proceso personal, toda esta experiencia junto con mi formación profesional es lo que me ha empujado y me sigue empujando a DAR VOZ A LOS NIÑOS… A los niños que fuimos y los que tenemos en nuestra vida… 

Cortar la cadena transgeneracional es posible y vital en muchas familias… Ya sé que no todas venimos de “esos” lugares, pero también sé que pocas obtuvimos lo que verdaderamente necesitábamos (de nuestras madres) siendo niñas. Nuestros abuelos no pudieron dar a nuestros padres lo que legítimamente necesitaban porque no lo recibieron de nuestros bis-abuelos, nuestros padres (especialmente nuestra madre) tampoco nos pudo dar ni amar como legítimamente necesitábamos y merecíamos… Y así generación tras generación…  Todo esto es un hecho. Es nuestra VERDAD… 

EN UNA SOLA, una SOLA GENERACIÓN, ESTO PUEDE CAMBIAR, EL MUNDO PUEDE CAMBIAR, LA FORMA DE TRATARNOS PUEDE CAMBIAR, TODO, ABSOLUTAMENTE TODO, PUEDE MEJORAR si aprendemos y ELEGIMOS  DAR y AMAR más y mejor a nuestros hijos, HOY, ahora, en este preciso instante…

Corre…!!!!!!!!!!!!!!!!! No pierdas un segundo más y dile a tu hijo-a ahora mismo lo mucho que la quieres y lo más importante: HAZLE SENTIR ESE AMOR… Es necesario que nuestro amor les llegue para que se sientan amados. No es suficiente amar a alguien, ese alguien necesita SENTIR ese amor… 

Un ser humano (niño-a) que se siente amado, que sabe lo que es el amor incondicional… También sabrá amar de una forma natural y espontanea… Nosotras necesitamos aprender a amar. Nuestros hijos amados simplemente AMARAN… 

Gracias, gracias, gracias… por estar aquí y por ser… Tu también puedes cortar esta cadena… ¿Te apuntas del corte transgeneracional? Si es así contesta este correo y dime algo para darle más fuerza a este corte transgeneracional… O incluso re-envialo a quien le pueda ayudar… 

Mis aportaciones al mundo para este corte (cambio-transformación-sanación) son:

 ¿Deseas ayudarme a llevar mi mensaje más allá?

Fórmate conmigo, para mi será un verdadero placer poder compartir contigo y andar juntas… 

 

Yvonne Laborda
Terapeuta Humanista-Holística
Escritora y conferencista motivacional
Crianza Consciente
Educación Emocional
Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Al seguir navegando estás aceptando nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies