MI EBOOK

CONSIGUE 

10 Pasos para Sanar la Herida Primaria

(SHP)

GRATIS

 

La gran mayoría de parejas nos emparejamos desde la sombra. Desde nuestros vacíos y nuestras carencias. Muchas acabamos dependiendo emocionalmente de nuestras parejas. 

Solemos prestar más atención a ver QUÉ tiene el otro para ofrecernos a nosotras y no revisamos QUÉ tenemos nosotras para ofrecerle a él. 

Muy pocas nos emparejamos desde nuestro verdadero ser esencial. Dicho en otras palabras, desde la plenitud y compartiendo esa plenitud. Muchas nos hemos emparejado esperando recibir sin ver qué tenemos para dar… 

Algo que yo me pregunto muy a menudo, cuando no me gusta lo que recibo o no obtengo de mi pareja lo que verdaderamente estoy esperando o necesitando es: ¿Qué estoy yo dando u ofreciendo?

Cuando no te guste lo que recibes, te invito a revisar aquello que estés dando. Y si aún así no te gusta lo que recibes, puedes tomar decisiones al respecto, responsabilizarte y llegar a nuevos acuerdos si es necesario. Quedarnos en la queja no ayuda, juzgar no ayuda y criticar tampoco ayuda. 

Nuestra niña interior busca a mamá y a papá en nuestra pareja. Busca el amor que no pudo recibir de ellos y que tanto necesitaba. Busca llenar ese vacío.

  • Nuestra pareja solamente nos puede amar como pareja y no como un padre o una madre.

 

  • Nuestra pareja solamente nos puede dar desde su condición de pareja y no todo lo que nos faltó de mamá y de papá.

 

  • Nuestra pareja (muy probablemente) también tiene un niño interior herido necesitado.

 

  • Nuestra pareja no puede darnos aquello que no sabe que necesitamos.

 

  • Nuestra pareja también necesita que le hablemos y le preguntemos cómo está y que necesita él.

 

  • Nuestra pareja está igual de desesperado y se siente igual de solo que nosotras.

Te invito a sentarte con tu pareja hoy mismo y le digas 3 o 4 cosas que admiras y aprecias de él o de ella. También te invito a recordar un momento bello que tuvisteis y habléis de ese día. Luego te invito a abrazarle unos segundos sin decirle nada, simplemente dale todo tu amor desde el silencio. Y por último, mírale a los ojos, también en silencio, y dile todo eso que no te atreves desde la palabra. Díselo en silencio mirándole a los ojos hasta llorar si es necesario… 

Hoy le he puesto una nota a mi pareja, Andreu, en el baño que ponía: NO OLVIDES QUE TE QUIERO AUNQUE YO ME OLVIDE DE DECÍRTELO… 

Te comento también que si necesitas ayuda con tu niña interior herida y especialmente en cómo se relaciona con tu pareja, en el módulo 6 de mi curso online Sanar la Herida Primaria (SHP) lo trabajamos en profundidad. Puedes informarte en este enlace:

 

No olvides cuidar a esa niña y maternarla tu misma para que NO necesite estar buscando fuera de sí misma lo que tú, desde la adulta, le podrías estar dando. Os mando un gran abrazo a las dos.

 

 

GRATIS

MI EBOOK

CONSIGUE 

Los 7 Principios de la Crianza Consciente

Si te ha gustado, ¡comparte! A tus amigos también puede interesarles
Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Al seguir navegando estás aceptando nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies