MI EBOOK

CONSIGUE 

10 Pasos para Sanar la Herida Primaria

(SHP)

GRATIS

 

A los niños no siempre les apetece que un adulto toque su cuerpo (sus mejillas, su pelo, su culo…) o les bese sin su consentimiento. Al igual que nos pasa a los adultos. Besarnos y tocarnos debería ser una elección y no una obligación. Repito, hay muchas formas de ser educado (socialmente hablando) y de saludarnos sin tener que aceptar un contacto físico no deseado.

 

Lo que un niño introyecta (interioriza-piensa-cree) cuando se siente forzado a dar o recibir besos y contacto físico no deseado es:

 

  • No importa lo que yo quiera, desee o sienta.
  • Lo que los demás quieren de mi es más importante.
  • Debo satisfacer (las necesidades) de los demás.
  • No puedo decidir por mí mismo.
  • Soy responsable de que los demás estén felices.
  • Debo demostrarles mi afecto de la manera en que ellos quieran.
  • Mis necesidades no importan. Debo obedecer para que me quieran.
  • A mamá le importa más lo que digan los demás que lo que yo deseo, siento o necesito.
  • Los adultos pueden tocarme sin mi consentimiento.
  • Mi cuerpo no me pertenece.

 

Es vital DAR VOZ a nuestros hijos sin dejarles de lado, no se trata de discutir con los adultos, sino de validar a nuestro hijo y respetarle…

No permitas que nadie toque, bese o abrace a tu hijo si él no lo desea. Si vieras a un hombre intentar besa, tocar, acariciar o abrazar a una mujer sin su consentimiento pensarías que abusa de ella, ¿verdad? ¿Por qué permitimos que lo hagan con nuestros hijos?

Si tu no desea contacto físico en alguna ocasión es vital que respetes esa decisión. Para que el otro adulto no se sienta «mal-rechazado» podrías comentar alguna cositas como por ejemplo:

«Entiendo que te gustaría besar a Juan ahora, mamá, pero me parece que ahora no le apetece mucho. Quizás más tarde sí lo desees»

¿Te has encontrado alguna vez en una situación comprometida como esta? Con tu madre, vecina, algún familiar, amigo… 

 

GRATIS

MI EBOOK

CONSIGUE 

Los 7 Principios de la Crianza Consciente

Si te ha gustado, ¡comparte! A tus amigos también puede interesarles
Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Al seguir navegando estás aceptando nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies