Por Yvonne Laborda.
Autora del libro: DAR VOZ AL NIÑO.

 

Yo de vez en cuando me gusta y necesito conectar con la niña y adolescente de fui. Le doy voz, la valido, la recojo y la materno durante un rato. Nunca me olvido de ella, nunca!!!!!!!!!!!!!!!

Esta mañana he vuelto a conectar mucho con la niña que fui recordando una conversación que tuve el mes pasado con una adolescente que está viviendo con una familia de acogida (junto con su hermana). 

Esta chica tuvo una infancia muy difícil y complicada, llena de violencia, soledad y confusión… Mientras nos explicaba experiencias muy duras sobre su madre y padre biológicos, sobre graves malos tratos a su hermana y a ella… yo poco a poco conectaba con la YVONNE niña que también había pasado por experiencias parecidas y algunas exactamente iguales a las que contaba esta joven… Se me hacía un nudo en la garganta para no dejar salir un llanto. No es que no quisiera llorar, sino que no quería interrumpir el relato. 

Quería escucharla como nunca nadie la había escuchado. 

Deseaba acompañar a esta joven.

Esta niña-adolescente nos contó una experiencia que dijo que no había contado a nadie. Ni en el juicio… 

Bien, ese mismo día, al medio día, ya en calma, conduciendo de vuelta a casa empecé a conectar de nuevo con esta chica y con la niña que yo había sido… No os podéis imaginar como lloré y lloré… Lloraba con calma, en paz, con ganas, con pena… Lloré a mi niña interior y también lloré por aquella niña-adolescente que me contó toda su triste historia.

Dicho esto, hoy me he dado cuenta que si yo tuviera hoy 5-10-13 años muy probablemente también estaría en alguna casa de acogida… hace 35-40 años las cosas eran muy diferentes… 

Ya sé que no todas hemos pasado por experiencias tan duras. No obstante, te invito a conectar con tu niña interior. Siéntate en un lugar cómodo y cierra los ojos por unos minutos y déjate sentir… Si lo prefieres date un paseo y conecta y déjate sentir… 

Cuando te venga un recuerdo, un sentir, un olor, un ruido… lo que sea… no lo juzgues, no lo interpretes… Simplemente siente y siente, conecta y conecta…  

Luego háblale, a esa niña y dile lo que te venga, lo que desees, lo que necesites.

 

Yo hoy le digo a YVONNE, la niña:

  • Yvonne, ya no estás sola, ya pasó todo, estoy contigo para siempre… 
  • Yvonne, nada fue tu culpa, absolutamente nada…
  • Yvonne, te quiero y te amo con todo mi corazón tal y como eres…
  • Yvonne, tu no podías haber hecho nada diferente…
  • Yvonne, tu hermana no era responsabilidad tuya, hiciste lo que pudiste por ella… 
  • Yvonne, mamá sí podía decidir…
  • Yvonne, no te rindas… 

Esa YVONNE, nunca se rindió!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

 

Cuando miro atrás y veo mi infancia y adolescencia, no me puedo casi creer todo el camino que esa joven ha recorrido… Ufff !!!!!!!!!!!!!! 

Bien, hoy estamos en el 2018 y estoy aquí y ahora con 47 años escribiendo y compartiendo esto contigo. 

LA VIDA ES MARAVILLOSA… 

GRITO A LA VIDA:

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS… 

Me gustaría mucho que compartas conmigo algo que le dirías a tu niña hoy, ahora mismo… Yo le diría que es maravillosa y que ya no está sola porque TU estás con ella, ¿verdad?

Si necesitas ayuda para conectar con tu niña interior herida o necesitas sanar heridas de tu pasado para poder llegar a ser la madre que tus hijos necesitan te puedo ayudar y acompañar a recorrer este maravilloso camino al igual que lo hemos recorrido muchas madres. 

Cuando sanamos a niña-joven que fuimos liberamos y sanamos a la madre-mujer que somos. 

Mi curso online Sanar la Herida Primaria (SHP) te puede abrir ese MARAVILLOSO camino:

INFÓRMATE E INSCRÍBETE A SHP

PUEDES LEER VARIOS TESTIMONIOS: 

TESTIMONIOS

Yvonne Laborda
Terapeuta Humanista-Holística
Escritora y conferencista motivacional
Crianza Consciente
Educación Emocional
Unschooling: (aprendizaje autónomo)
Ex-profesora de inglés
 
Si te ha gustado, ¡comparte! A tus amigos también puede interesarles
Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Al seguir navegando estás aceptando nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies